Saltar al contenido

El Sufrimiento de los Justos: Un estudio de Job (Parte II)

by en diciembre 24, 2007

Por Ana Isabel Peñate de Salazar

Luego de deterse a observar el texto sagrado del libro de Job, podemos deternos a mencionar nuestra lectura de nuestro tiempo. De esto trata esta segunda sección de este trabajo sobre el sufrimiento.

El sufrimiento de los justos en la Iglesia
En nuestros días también se refleja el sufrimiento de los justos, Satanás sigue como acusador para desligar al hombre de Dios. Siempre anda en busca como león rugiente viendo a quien puede devorar (1 Pedro 5:8). Al igual que los amigos de Job, mucha gente considera que muchos cristianos sufren porque están en pecado y como resultado de ellos están recibiendo el castigo merecido de Dios. Pero esto no es cierto en muchas ocasiones, puesto que algunos son probados sin darse cuenta de que es lo que han hecho y como Job no entienden porque padecen tal o cual situación. Lo único es que cuando alguien se acerca o ellos mismo se acercan a la Palabra se dan cuenta de que Dios tiene propósitos en la vida y que nada pasa que Dios no pueda solucionar o que tenga propósito alguno. El libro de Job da a conocer que sí existen propósitos cuando suceden las pruebas.

En nuestros tiempos necesitamos a hombres y mujeres que no se acobarden sino que estén dispuesto a defender su fe. No hay duda que muchas personas se pueden identificar con Job aunque no todas han pasados estas difíciles circunstancias. Los cristianos de hoy que también sufren deben de tomar el modelo de Job como un hombre ejemplar en su comunidad, un hombre recto despegado de los bienes materiales y centrado en su Dios. Al igual que Job, el creyente de hoy en día adopta una actitud durante la aflicción.1 El cristiano de hoy en día también está retado a no abandonar a Dios en medio de las adversidades, aún cuando sufra intensamente, puede dudar pero no negarlo y como Job estar dispuesto a decir “Yo sé que mi redentor vive” ( Job 19:25). Bendecir a Dios en medio de las circunstancias también es reto que no solo se debe de hablar sino de practicar cuando el cristiano se enfrente a las situaciones.

Algunas iglesias se han dedicado a decirle a la gente que al venir a Cristo los problemas se acaban . todo esto contrario a lo que la Palabra dice porque ella misma asegura que en el mundo se tendrán aflicciones, pero se debe de esta confiados porque Dios ha vencido al mundo. La Biblia no exceptúa las aflicciones porque ellas son parte de la vida, son ellas las que nos hacen madurar y reconocer que pertenecemos a un Dios que también da la salida y colma de bendiciones a aquel que sin causa justa sufre en este mundo. Lo cierto es que el hombre no puede comprender los propósitos de Dios al infligir los sufrimientos al justo, no puede conocer sus secretos, pero puede y debe adorar la divina sabiduría incluso cuando no comprende.

Sufrir como sufrió Job no es fácil, pero en la iglesia actual se necesitan de hombres consagrados a Dios y que cómo resultado de ello resistan a Satanás teniendo la plena certeza de que Dios está de su lado, que se puede acercar a él lleno de seguridad y confianza, gracias a la fe en él. Debe de atreverse a ponerse así mismo y a poner al mundo entero en la mano de Aquel que puede disponer de él para la muerte y para la vida.

No hay duda que las pruebas tienen un porque, en muchas veces la prueba es enviada para educarnos en una vida rendida y resistir es negarse a aprender. El cristiano vive en un mundo lleno de sufrimiento donde muchas veces sufre injustamente y tiene que saber esperar en la justicia divina.
El sufrimiento del justo en el mundo

A los ojos de la gente que no conoce de Dios, sabe que el mundo sufre, ya sea de una u otra forma. Nadie dice en este mundo que nunca ha sufrido que siempre es feliz. La misma situación del mundo hace que muchos injustos sufran y que aquellos que viven en la maldad, también sufran en el día que se les llegue cuando Dios derrama justicia sobre la nación.

La gente sin cristo sabe y reconoce de donde se origina la maldad, sin embargo rechazan a Dios al no aceptarlo como salvador de sus vidas. En el mundo hay maldad, pero porque se alejan de Dios y se abocan a las cosas que Satanás ofrece aún sabiendo que la recompensa es sufrimiento en este mundo y cuando Cristo venga. El mundo cree ser sabio, pero la sabiduría solamente se encuentra en Dios(Job 13:23), aún cuando acumule tesoros en la tierra. La sabiduría de Dios en el hombre se centra en el temor, pero el temor no está en el corazón de aquellos que no le conocen.

Al igual que los cristianos, los incrédulos tampoco entienden como es que sufre aquella persona que no debe nada, porque para ellos los que hacen y viven en la maldad son los que deben sufrir y de hecho algunos se toman la justicia por su propia mano, otro votan a favor de aquellos que van a castigarles duramente.

About these ads

From → Teologia Biblica

2 comentarios
  1. DIOS TE GUARDE sierva del DIOS VIVIENTE GRASIAS POR ESTYE ESTUDIO LO APLICARE A MI CONGREGACION SALUDOS DESDE LIMA PERU DE LA COMUMIDAD CRISTIANA FE Y ESPERANZA

  2. Dios lo bendiga sierva … quisiera conversar con usd .. necesito su ayuda .. gracias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 980 seguidores

%d personas les gusta esto: