Saltar al contenido

“Te pondrá Jehová por cabeza y no por cola”

by en octubre 21, 2009

Juan StamDesde el Blog de Juan Stam

En nuestra finquita tenemos cinco perros, todos con cola, ¡a Dios gracias! Con sus colas ellos nos expresan su alegría y su amor. Para los perros, la cola es como una segunda lengua para expresarse.

No soy biólogo ni tengo la menor idea de la función del rabo en los animales, pero no quiero que nadie me los quite. ¿Quién puede imaginar un mundo en que ningún animal tenga cola?  ¡Que nuestro buen Dios no lo permita! ¿Cómo nos hablarían nuestros perros si no tuvieran cola? Y aun peor, ¿cómo sería si los animales fuesen toda cabeza, sin más cuerpo que eso?

Por supuesto, los humanos no llevamos cola; nuestro texto es una analogía del mundo animal. Una versión antropomórfica del texto podría ser, “Te pondré Jehová por cabeza y no por dedo gordo del pie izquierdo”. Y de nuevo el problema. ¿Cómo sería una sociedad, o una iglesia, en qué todos son cabeza y no existen los demás órganos y miembros, incluso el dedo gordo del pie izquierdo?  ¿Podría ser eso la voluntad de Dios?

El texto arriba citado, tomado fuera de contexto por los predicadores de la prosperidad, parece ser la cita de un dicho popular. El pasaje aparece al final de la lista de condiciones y bendiciones del pacto (Dt. 28:1-14), antes de expresar, con mucho más detalle, las consecuencias de la desobediencia (28:15-68). El versículo entero reza: “Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová” (Dt 28.13).

Uno de los vicios de nuestra mentalidad moderna es nuestro individualismo egocéntrico, que ve la sociedad sólo como un conglomerado matemático de individuos atómicamente aislados. Ese individualismo es un fenómeno moderno relativamente reciente. En el pensamiento bíblico no se concebía al individuo fuera de la comunidad, ni una comunidad despersonalizada y despersonalizadora. Por eso todo este texto se dirige al pueblo como pueblo (Dt. 27:11), y lo individual (partos, lactancia, cosechas, etc) aparece como aspectos de la vida comunitaria, en una relación integral de persona y comunidad.

En el contexto de este versículo, es obvio que se refiere a la nación, personificada como un “tú”, y no a individuos puestos encima de otros individuos. La frase anterior, “prestarás a muchas naciones y tú no pedirás prestado” (28:12), en el contexto antiguo no se refiere a las finanzas personales sino a la economía nacional: serás una nación acreedora y no deudora. (Las mismas frases en 28:43-44 se aplican específicamente al extranjero). En el mismo sentido, en el terreno internacional Israel será como cabeza, arriba y no abajo. Lo mismo se aplica a la promesa en 28:7, que Dios derrotará a los enemigos de su pueblo, texto que no debe aplicarse a los enemigos personales, como hacen algunos predicadores.  Por eso dice el pasaje, “te confirmará Jehová por pueblo santo suyo” (v.9) y “verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán” (v.10).

Si este versículo se aplicara a individuos y no a Israel como nación, produciría un escenario realmente ridículo, en que todos son cabezas (o si no son cabeza, es por su pecado o falta de fe). Un ejército de puros comandantes sin soldados rasos; un pueblo de puros caciques sin indios, como dice el refrán. La verdad es que en la iglesia sobran “cabezas” y hacen falta más y mejores “colas”.

Con la interpretación individualista de este texto salen otras preguntas: ¿cabeza de qué? Aquí cabe el refrán “mejor cabeza de ratón que cola de león”, pero también, mejor ser una buena cola que una mala cabeza (como las hay tantas). Y también, si voy a estar encima, entonces ¿encima de quién? Hace poco un predicador puso a todos a repetir juntos, “Fui hecho para estar arriba”. ¡Cómo los valores paganos de nuestra sociedad infiltran a la iglesia! ¡La competencia es la ley de la vida! Si estoy yo arriba, no importa que otros tengan que estar abajo.  ¿Es eso la voluntad de Dios para ellos?

Esta promesa, que en su época se dirigía al pueblo teocrático de Israel, tampoco debe aplicarse hoy a ninguna nación moderna. Hace poco escuché por radio una canción que decía, “Bendice a Costa Rica y sus siete provincias, bendice a sus pescadores y agricultores, porque Dios te ha escogido… Oye las promesas que Dios te ha hecho, te pondré encima de todas las naciones”. ¡Costa Rica es el nuevo Israel, el pueblo escogido de Dios! ¿Y qué de Nicaragua y las demás naciones?  Ya la historia ha demostrado los resultados funestos de naciones  mesiánicas que creen tener un destino manifiesto de salvar al mundo.

Un último comentario sobre Deut 28:13. Esta promesa, como muestra el versículo siguiente, traía una condición crucial: no “ir tras dioses ajenos y servirlos” (28:14). La promesa es premio por la fidelidad al único Dios y el rechazo de toda tentación idólatra. Por eso dijo Jesús, “No podéis servir a Dios y a las riquezas” (Mt 6:24; Lc 16:13) y San Pablo condenó “la avaricia, la cual es idolatría” (Col 3:5). Estos predicadores, en vez de estar fomentando la avaricia, deben de amonestar al pueblo contra las muchas idolatrías de nuestra sociedad contemporánea.

La mala interpretación con que estos predicadores manipulan un texto fuera de contexto va contra la enseñanza central de la Biblia, especialmente la de Jesús. El modelo social del pueblo hebreo, como muestra el año sabático y el Jubileo, era la igualdad (ver tres artículos anteriores, 11.18.08, 4.6.08; cf. 8.5.09). En el reino de Dios, todos somos reyes; nadie más rey que otro, nadie menos rey. Jesús mismo vino como un siervo (Lc 22:25-27; Jn 13), no para estar encima de nadie. Por eso dijo Jesús que los primeros serán postreros y los postreros primeros (Mt 19:30; 20:16; Mr 10:31; Lc 13.30). Según Jesús, a quien acepta ser cola, Dios lo tendrá por cabeza. ¡Cuanto más pequeño, tanto más grande! Para ser cabeza, hay que ser siervo de todos.

Un texto de San Pablo aplica una analogía fisiológica muy parecida al adagio de Deut 28:13, pero con un enfoque muy distinto:

Además, el cuerpo no es un solo miembro sino muchos.

Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

Y si dijera la oreja: Porque no soy ojo,  no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído?

Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato?

Más Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso…

Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito,

ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros.

Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios;

y a aquellos que nos parecen menos dignos,

a éstos vestimos más dignamente;

y los que en nosotros son menos decorosos,

se tratan con más decoro.

Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad;

pero Dios ordenó el cuerpo, dándole más honor al que le faltaba…

(1 Cor 12:14-24)

¡Más claro no canta el’ gallo!

En nuestra finquita tenemos cinco perros, todos con cola, ¡a Dios gracias! Con sus colas ellos nos expresan su alegría y su amor. Para los perros, la cola es como una segunda lengua para expresarse.

No soy biólogo ni tengo la menor idea de la función del rabo en los animales, pero no quiero que nadie me los quite. ¿Quién puede imaginar un mundo en que ningún animal tenga cola?  ¡Que nuestro buen Dios no lo permita! ¿Cómo nos hablarían nuestros perros si no tuvieran cola? Y aun peor, ¿cómo sería si los animales fuesen toda cabeza, sin más cuerpo que eso?

Por supuesto, los humanos no llevamos cola; nuestro texto es una analogía del mundo animal. Una versión antropomórfica del texto podría ser, “Te pondré Jehová por cabeza y no por dedo gordo del pie izquierdo”. Y de nuevo el problema. ¿Cómo sería una sociedad, o una iglesia, en qué todos son cabeza y no existen los demás órganos y miembros, incluso el dedo gordo del pie izquierdo?  ¿Podría ser eso la voluntad de Dios?

El texto arriba citado, tomado fuera de contexto por los predicadores de la prosperidad, parece ser la cita de un dicho popular. El pasaje aparece al final de la lista de condiciones y bendiciones del pacto (Dt. 28:1-14), antes de expresar, con mucho más detalle, las consecuencias de la desobediencia (28:15-68). El versículo entero reza: “Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová” (Dt 28.13).

Uno de los vicios de nuestra mentalidad moderna es nuestro individualismo egocéntrico, que ve la sociedad sólo como un conglomerado matemático de individuos atómicamente aislados. Ese individualismo es un fenómeno moderno relativamente reciente. En el pensamiento bíblico no se concebía al individuo fuera de la comunidad, ni una comunidad despersonalizada y despersonalizadora. Por eso todo este texto se dirige al pueblo como pueblo (Dt. 27:11), y lo individual (partos, lactancia, cosechas, etc) aparece como aspectos de la vida comunitaria, en una relación integral de persona y comunidad.

En el contexto de este versículo, es obvio que se refiere a la nación, personificada como un “tú”, y no a individuos puestos encima de otros individuos. La frase anterior, “prestarás a muchas naciones y tú no pedirás prestado” (28:12), en el contexto antiguo no se refiere a las finanzas personales sino a la economía nacional: serás una nación acreedora y no deudora. (Las mismas frases en 28:43-44 se aplican específicamente al extranjero). En el mismo sentido, en el terreno internacional Israel será como cabeza, arriba y no abajo. Lo mismo se aplica a la promesa en 28:7, que Dios derrotará a los enemigos de su pueblo, texto que no debe aplicarse a los enemigos personales, como hacen algunos predicadores.  Por eso dice el pasaje, “te confirmará Jehová por pueblo santo suyo” (v.9) y “verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti, y te temerán” (v.10).

Si este versículo se aplicara a individuos y no a Israel como nación, produciría un escenario realmente ridículo, en que todos son cabezas (o si no son cabeza, es por su pecado o falta de fe). Un ejército de puros comandantes sin soldados rasos; un pueblo de puros caciques sin indios, como dice el refrán. La verdad es que en la iglesia sobran “cabezas” y hacen falta más y mejores “colas”.

Con la interpretación individualista de este texto salen otras preguntas: ¿cabeza de qué? Aquí cabe el refrán “mejor cabeza de ratón que cola de león”, pero también, mejor ser una buena cola que una mala cabeza (como las hay tantas). Y también, si voy a estar encima, entonces ¿encima de quién? Hace poco un predicador puso a todos a repetir juntos, “Fui hecho para estar arriba”. ¡Cómo los valores paganos de nuestra sociedad infiltran a la iglesia! ¡La competencia es la ley de la vida! Si estoy yo arriba, no importa que otros tengan que estar abajo.  ¿Es eso la voluntad de Dios para ellos?

Esta promesa, que en su época se dirigía al pueblo teocrático de Israel, tampoco debe aplicarse hoy a ninguna nación moderna. Hace poco escuché por radio una canción que decía, “Bendice a Costa Rica y sus siete provincias, bendice a sus pescadores y agricultores, porque Dios te ha escogido… Oye las promesas que Dios te ha hecho, te pondré encima de todas las naciones”. ¡Costa Rica es el nuevo Israel, el pueblo escogido de Dios! ¿Y qué de Nicaragua y las demás naciones?  Ya la historia ha demostrado los resultados funestos de naciones  mesiánicas que creen tener un destino manifiesto de salvar al mundo.

Un último comentario sobre Deut 28:13. Esta promesa, como muestra el versículo siguiente, traía una condición crucial: no “ir tras dioses ajenos y servirlos” (28:14). La promesa es premio por la fidelidad al único Dios y el rechazo de toda tentación idólatra. Por eso dijo Jesús, “No podéis servir a Dios y a las riquezas” (Mt 6:24; Lc 16:13) y San Pablo condenó “la avaricia, la cual es idolatría” (Col 3:5). Estos predicadores, en vez de estar fomentando la avaricia, deben de amonestar al pueblo contra las muchas idolatrías de nuestra sociedad contemporánea.

La mala interpretación con que estos predicadores manipulan un texto fuera de contexto va contra la enseñanza central de la Biblia, especialmente la de Jesús. El modelo social del pueblo hebreo, como muestra el año sabático y el Jubileo, era la igualdad (ver tres artículos anteriores, 11.18.08, 4.6.08; cf. 8.5.09). En el reino de Dios, todos somos reyes; nadie más rey que otro, nadie menos rey. Jesús mismo vino como un siervo (Lc 22:25-27; Jn 13), no para estar encima de nadie. Por eso dijo Jesús que los primeros serán postreros y los postreros primeros (Mt 19:30; 20:16; Mr 10:31; Lc 13.30). Según Jesús, a quien acepta ser cola, Dios lo tendrá por cabeza. ¡Cuanto más pequeño, tanto más grande! Para ser cabeza, hay que ser siervo de todos.

Un texto de San Pablo aplica una analogía fisiológica muy parecida al adagio de Deut 28:13, pero con un enfoque muy distinto:

Además, el cuerpo no es un solo miembro sino muchos.

Si dijere el pie: Porque no soy mano, no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

Y si dijera la oreja: Porque no soy ojo,  no soy del cuerpo, ¿por eso no será del cuerpo?

Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído?

Si todo fuese oído, ¿dónde estaría el olfato?

Más Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como él quiso…

Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito,

ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros.

Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios;

y a aquellos que nos parecen menos dignos,

a éstos vestimos más dignamente;

y los que en nosotros son menos decorosos,

se tratan con más decoro.

Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad;

pero Dios ordenó el cuerpo, dándole más honor al que le faltaba…

(1 Cor 12:14-24)

¡Más claro no canta el’ gallo!

About these ads
3 comentarios
  1. miryam cuesta Enlace permanente

    LO QUE USTED DICE ESTA MUY CLARO Y NO LO DISCUTO, PRO TAMBIEN EL VERCICULO SE REFIERE,A CUANDO USTED SIENDO MENOSPRESIADO EN SU CASA EN SU TRABAJO,DIOS SE ENCARGA DE ECXALTARTE, Y QUE ESTAS PERSONAS QUE TE HAN TRATADO A SI ,PUEDAN VERTE DE OTRA FORMA, POR QUE DIOS QUE HACE DE LO MASVIL UN HOMBRE GRANDE, Y COMO USTED DICE NO SOLO EN FINANZAS SINO EN AREAS INTEGRADAS HE VISTO COMO EN MI PROPIA IGLESIA AQUELLA PERSONA QUE MUCHOS MENOSPRESIAN, PORQUE NO TIENENN UNA CARRERA, NO LLEGAN EN UN VUEN CARRO, Y NO TIENEN SEGUNELLOS UNAS BUENAS RELACIONES ECONOMICAS,ESAS PERSONAS SON LAS QUE DIOS HA PUESTO EN UN MUY BUEN MINISTERIO, CLARO QUE SIRVIENDO, COMO DEBE SER, HACIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS QUE ES LA OBEDIENCIA.NO PODEMOS NEGAR QUE ANTE DIOS SOMOS IGUALES, PERO CUANDO TU TE DAS CUENTA QUE NADIE TE MIRA QUE SIEMPRE ERES LA MENOS EN TU HOGAR LAQUE NUNCA CUENTAN PARA NADA , PORQUE NO APORTAS IGUAL ALAFAMILIA, UN DIA DIOS LLEGA Y LEVANTA A ESA PERSONA,ENTONCES DIOS RESTAURA COSAS, Y LOS DEMAS YA NO TE MIRAN CON DESPRESIO,TE TIENEN ENCUENTA PARA TODO Y HASTA TIENES EL PRIVILEGIO DE QUE TE LLAMEN A ORAR PORELLOS, SIENDO INCONVERSOS,PUEDES CON AUTORIDAD DAR CONSEJOS, Y SER LLAMADO PARA INTERCEDER, POR ELLOS;SIEMPRE SIRVIENDO CON LA MISMA FORMA DE ANTES Y NO ALVIDAR DE DONDE TE SACO DIOS,DIOS SI NOS PONE POR CABEZA Y NO POR COLA.

  2. Don Juan estoy de acuerdo con usted pero también se va al otro extremo por tratar de protegerse de la teología de la prosperidad que no estoy de acuerdo con ellos. Dios ha dicho que su pueblo sera cabeza y no cola pero lamentablemente el pueblo de Dios hoy es cola en relación a sus finanzas. Estan dando mal testimonio. Algunas iglesias ni pueden sostener a sus pastores porque sus miembros son pobres.

    Gracias a Dios que tiene usted una finca pues otros no tienen casa propia. Una cosa se, que menos del 20% de creyente de una iglesia gana mas de 1000 dolares. El 80% esta en problemas financieros buscando como llegar a fin de mes. De alli que solo la dan limosnas para la obra del Señor. Y conozco buenos cristianos que aman al Señor, y son fieles y dan el diezmo, han recibido clase de mayordomia etc pero estan en problemas financieros porque los lideres y pastores no se preocupan de ofrecerle alternativas para mejorar sus ingresos porque no saben. Simplemente le dicen que van orar por ellos y lo despiden con un Dios te bendiga. Recuerde que todo pastor gana un poquito de cada ofrenda de cada hermano por lo cual tiene un buen sueldo. Por esta razon hoy dia, en esta epoca una pastor o lider de iglesia no solo se debe preocupar de mejorar su condición espiritual y moral sino también su condición económica. Yo no estoy conforme si gano mas que cualquier creyente. Debo buscar elevar su nivel de vida dándole opciones variadas. Necesitamos gente, lideres pastores como Nehemias que tomo acciones concretas cuando vio al pueblo de Dios pasando penurias.

    Hoy dia hay formas de generar ingresos pero los cristianos muchas veces no tienen la información debida. Dios ha prometido cubrir nuestras necesidades básicas y amen por ello pero si alguien quiere ser prospero económicamente para hacer obras de bien y financiar el reino de Dios que nadie sea de piedra de tropiezo.

    Somos cristianos con ganas de hacer cosas diferentes en el tema de las finanzas, queremos crear conciencia en el pueblo de Dios de que tiene que ser prospero económicamente y ayudar a otros. Espero que haya mas apertura en este tema de parte de los pastores y que no cierren las puertas. El mundo ha cambiado y seguirá cambiando para mal de muchos si no decidimos hacer algo en el terreno financiero, mientras esperamos la venida del Señor.

    Dios le bendiga

  3. ramon soler Enlace permanente

    ambos tienen razon dependiedo en donde estemos parados ramon.soler@upr.edu

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 980 seguidores

%d personas les gusta esto: